Como bajar de peso comiendo en restaurantes

Comer en la calle o en algún restaurante es una de las experiencias que más le agrada a la mayoría de las personas. Deliciosa comida, servicio de meseros, no tener que cocinar y un buen ambiente son atributos que a todos nos atrae. Sin embargo, no podemos ignorar el hecho de que no comer en casa casi siempre equivale a consumir más comida y por lo tanto subir de peso de forma evidente.

No tiene nada de malo para nuestra dieta y alimentación que alguien más cocine para nosotros, siempre y cuando sepamos elegir de forma correcta en dónde y qué comemos. Aquí te dejo algunos tips para poder bajar de peso incluso cuando comes con regularidad en restaurantes:

1. Escoge un restaurante nutritivo. Trata de ir a lugares en donde se promocione comida nutritiva. Algunos restaurantes tienen secciones especiales en sus menús con comida baja en calorías y grasas. No temas en hablarle al mesero y comentarle tus prioridades.

2. Precaución con aderezos. Las ensaladas son una de las opciones más nutritivas, sin embargo, en muchos lugares ofrecen demasiados aderezos, que contienen calorías y grasas completamente innecesarias. Para evitar esto, ordena tu aderezo aparte o simplemente pídelo sin aderezo y ponle otro tipo de condimentos más nutritivos como aceite de oliva, vinagre, limón o pimienta.

3. Escoge lugares en donde cocinan con aceite de oliva. La mayoría de los restaurantes cocinan con mantequilla y aceite que contiene grandes cantidades de grasa porque es más barato que preparar los alimentos con aceite de oliva, el cual es mucho más nutritivo.  Si puedes, lo mejor es averiguar y preguntar en dónde cocinan con aceite de oliva; así dejarás de consumir una gran cantidad de grasa que no te permite bajar de peso.

4. Descarta pequeñas opciones. Si en verdad tienes que ordenar esa jugosa hamburguesa, pídela sin queso, tocino o mayonesa. Por ejemplo, pedirla sin queso te puede ahorrar 25 gramos de grasa. Del tocino ya mejor ni digo nada..

5. Los buffets con cuidado. “Comer todo lo que quieras” son palabras muy peligrosas para alguien que quiere bajar de peso. Si estás en un buffet, evita comer hasta sentir que vas a explotar. Llenarte de comida (y muchas veces grasosa) es de lo peor que puedes hacer si estás en una dieta para bajar de peso. Procura comer ensalada, sushi, pescado y alimentos nutritivos que ofrecen en muchos buffets y evita alimentos fritos y grasosos como pizza, hamburguesas, papas fritas, etc.

Comer en restuarantes es una buena opción siempre y cuando se haga con precuación y escogiendo lugares nutritivos. Si tienes prisa y vas a elegir un lugar de comida rápida, escoge Subway en lugar de McDonalds o Burger King, que ofrece mejores opciones para mantener una buena dieta. O si no tienes otra opción más que ir a McDonalds o alguno de esos, pide ensalada o una hamburguesa pequeña que no contenga mucha grasa ni aderezos llenos de grasa.

Las pequeñas decisiones son las que muchas veces nos benefician más al momento de elegir los alimentos que consumimos. También considera muy bien el tamaño de las porciones de cada alimento en los restaurantes. En muchos lugares te dan como si el plato fuera para dos o más personas; para estos casos es bueno compartir y así hasta te ahorras dinero.

Cerrar menú