Hacer dieta sin abandonarla resulta imprescindible para bajar de pero y cumplir con la dieta, pues la mayoría de la veces toda persona que comienza este tipo de plan de alimentación no cumple con su propósito, ya que ni siquiera suele terminarla abandonándola con anterioridad. Por ello ante todo debes buscar una motivación, algo que te induzca a seguirla hasta lograr el peso ideal o al que quieres llegar.

Debes olvidar tus viejos hábitos a la hora de comer. Para comer se necesita tranquilidad, es decir que debes comer saboreando cada bocado, pues la comida te debe inducir al placer y de este modo aprenderás a hacerlo despacio. Tómate tu tiempo para disfrutar cada comida, sin devorar los alimentos.

Debido a que debe darte placer, la comida debe ser agradable a la vista. Si bien necesitarás reducir las porciones, tal vez te resulta poco, entonces sírvete en un plato pequeño, será una forma para engañar a tu cerebro con poca comida que parecerá abundante. Aunque te encuentras a dieta debes continuar con tu vida social activa, pues es ideal que puedas comer en la mesa con una compañía que esté enterada y te ayude. Organiza tus comidas con horarios que puedas cumplirlos todos los días. De este modo podrás comer todas las comidas del día sin saltear ninguna de ellas. Pues este punto es fundamental ya que si quieres adelgazar deberás comer. De hecho es mejor que reduzcas las porciones en el caso de que no tengas apetito a que dejes de comer por falta de hambre.
Por el contrario si tu problema se basa en la constante sensación de hambre comienza cada comida principal con un caldo y acompaña cada plato con una abundante ensalada de vegetales.

Si el hambre se despierta de repente ten a mano un tentempié, ingiere un jugo de frutas o un vaso de agua para entretener el hambre hasta el horario de la próxima comida. Mantén firmeza con tu plan de alimentación rechazando alimentos que no se encuentran permitidos. Necesitarás de fuerza de voluntad, pero es la única manera de que no rompas con tu dieta.

Motívate midiendo tu perímetro abdominal además de controlar tu peso en la báscula. Si conjuntamente haces ejercicio físico es probable que aumentes la masa muscular y por ende no puedas ver reflejado tu descenso de peso en la báscula pero sí lo notarás en la talla de tus prendas de vestir. Busca una prenda de vestir que te agrade y ya no la puedas usar por tu aumento de peso, y considérala como una meta a llegar. Si un día no has cumplido estrictamente con tu plan de alimentación no te frustres, al día siguiente puedes recomenzar. No se tratará de un hecho para que dejes de cumplir con tu dieta sin abandonarla.

2017-11-19T19:37:58+00:00 By |Dietas para adelgazar|